sábado, 7 de septiembre de 2013

Información Taller Yoga Nidra

TENEMOS LA ALEGRÍA DE OFRECER DOS TALLERES DE YOGA NIDRA (con práctica postural de yoga) PARA PROFESORES DE YOGA QUE QUIERAN APRENDER ESTA TÉCNICA Y/O PARA PARA CUALQUIER PERSONA INTERESADA EN CONSEGUIR UNA RELAJACIÓN INTEGRAL. PODÉIS VER LAS CARACTERÍSTICAS DE ESTE EXCELENTE TRABAJO MAS ABAJO, ASÍ COMO EL PROGRAMA COMPLETO. RESERVA TU PLAZA Y/O CONTACTA CON NOSOTRAS PARA CUALQUIER DUDA. GRACIAS POR COMPARTIR. QUE TODOS LOS SERES SEAN CONSCIENTES!!!
El Yoga Nidra, “yoga de los sueños” o “sueño psíquico” (nidra significa sueño en sánscrito) es un poderoso método sistemático, resultado de la recopilación de antiguas técnicas y rituales tántricos, investigados en la década de los años 60 por el maestro Swami Satyananda Saraswati

Actualmente, investigaciones en el ámbito de la neurociencia avalan los efectos psicofÍsicos sanadores alcanzados en estados semejantes al del Yoga Nidra, aun cuando no los investiguen bajo ese nombre. La técnica de Yoga Nidra es fascinante y completa, actuando a todos los niveles: psicofÍsicos, fisiológicos y vitales y familiarizando a su practicante con estados mentales no habituales SIEMPRE PARA SU BENEFICIO PERSONAL.
Se da en un espacio de silencio y calma con el cuerpo tumbado cómodamente y bien abrigado. Es una práctica físicamente pasiva, sin embargo una de sus condiciones imprescindibles es mantenerse despierto con la actitud de testigo y la consciencia activa. A través de instrucciones sistemáticas, gradualmente se alcanza la desconexión de los estímulos externos percibidos por los órganos sensoriales, logrando el “Silencio interior”.
Otra característica del Nidra, es el sankhalpa, una frase positiva con un propósito muy objetivo, que interviene en el inconsciente según nuestras necesidades e intenciones: cambiar hábitos, potenciar talentos innatos, eliminar adicciones y fobias, estimular el aprendizaje, la memorización, sanar desequilibrios, etc. Es una herramienta ideal para la reprogramación mental y para el desarrollo personal .
La práctica puede estar asociada a un previo trabajo físico de estiramientos (Hatha Yoga) o bien ser acompañada de sonidos armonizadores (Nada Yoga), creando así sinergias que se potencian muchísimo y facilitan la entrada y permanencia en ese estado de la mente.
Sus efectos son acumulativos y se pueden percibir varios días después de la práctica. A la larga ocurre una transformación personal integral muy profunda y amplia en sus practicantes. Resulta una experiencia muy placentera, sanadora y útil.

Es muy recomendable para quien busca:
§  Apaciguar la mente, reducir el estrés y elevar el ánimo. Meditación profunda.
§  Poner en marcha decisiones y objetivos. Estimular la voluntad personal y la autoestima.
§  Equilibrarse y adaptarse emocional o fisiológicamente en momentos de transición en: crisis personales, en el embarazo, en la menopausia, en el duelo.
§  Aliviar molestias en casos de fatiga crónica, fibromialgia, insomnio, hipertensión, etc.

Beneficios inherentes a la práctica:
§  Profunda relajación esqueleto-muscular, eliminación de bloqueos y dolores físicos.
§  Equilibrio del sistema nervioso y aumento de la producción de endorfinas, las hormonas de la felicidad, y por otro lado bajan los niveles de inmunodepresores, noradrenalina y cortisol.
§  Reducción del ritmo de nuestras ondas cerebrales y armonización de los dos hemisferios.
§  Sanación del estrés, depresiones, ansiedad, insomnio, cefalea, fibromialgia, fatiga crónica, hipertensión…
§  Una hora de práctica equivale a cuatro horas de sueño natural.
§  Desarrollo y utilización de la mente no analítica para fines de crecimiento personal. 
§  Incremento de las capacidades de aprendizaje, memoria, intuición, creatividad.
§  Manifestación espontánea de nuestro potencial interno y nuestros recursos.
§  “Limpieza” del subconsciente y de memorias limitantes. Lucidez para afrontar situaciones conflictivas
§  Estados meditativos profundos. Armonización integral.


No hay comentarios:

Publicar un comentario